La Reina de Lagos

Centro Centro - Un Colectivo

2020

Instructivo para reivindicar la relación de los cuerpos y los terrenos baldíos

      Sara Pinedo

 

Una tarde elegí un terreno baldío y me sembré a esperar 

la lluvia, 

el viento, 

la espera.

Y llegaron.

  1. Elige un terreno baldío.

  2. Viste una camisa con flores.

  3. Pide a una persona de confianza que te haga compañía.

  4. Lleven pala, pico o vara, balde con agua y la cactácea de tu preferencia.

  5. Elige un espacio en el terreno baldío.

  6. Haz un agujero de aproximadamente 50 cm de profundidad por 30 cm de diámetro.

  7. Introduce tu cuerpo de manera vertical.

  8. Cubre con tierra tus pies y piernas hasta llenar el agujero.

  9. Marca un pequeño cerco alrededor.

  10. Espera la lluvia.

  11. Si no llega, puedes regarte con tu propio balde.

  12. Si llega, eres afortunada. Siéntela.

  13. Siente el viento.

  14. Siente la brisa.

  15. Siente las miradas.

  16. Siente el poder de transformar el paisaje.

  17. Siente la inmovilidad.

  18. Siente la espera.

  19. Cuando lo desees, mueve tus piernas y pies hasta abrir la tierra.

  20. Sal de ahí y planta en tu lugar a la cactácea.

  21. Registra sus coordenadas y si lo deseas, compártelas  

21. Visítala de vez en cuando.

El cuerpo de la reina.
Sara Pinedo a propósito de La reina de Lagos

Whatsapp-07.jpeg

Escucha

La reina de Lagos,

Antonio Arredondo, Furcio (2020)